Los robellones casan con varios ingredientes, con los que conseguiremos deliciosos platos. A continuación, te mostramos una forma muy sencilla de prepararlos. Con el otoño, es tiempo de robellones.

 

Ingredientes:

  • 1 kg de robellones
  • 1 litro de aceite de oliva virgen extra Germanor
  • 300 ml de vinagre suave de manzana Romanico
  • 4 hojas de laurel (mejor atadas, para poder retirarlas una vez terminado el procedimiento)
  • Hierbas aromáticas: Orégano, ajedrea, tomillo y romero
  • 2 guindillas
  • 12 granos de pimienta negra, pasados por el rodillo
  • 1 cabeza de ajos, dientes de ajo pelados
  • 32 g de sal no yodada

 

Procedimiento:

1. Poned en una cazuela las hierbas sin nada más, a fuego bajo hasta que suelten el olor.

2. Echad todo el aceite de oliva virgen extra Germanor de golpe, calentadlo a fuego medio hasta que se empiece a acercar la ebullición, pero que todavía no hierva (podéis echar unas gotas de vinagre para seguirlo bien)

3. Justo antes de hervir, echar el vinagre suave de manzana Romanico, los ajos y las guindillas. Siga calentando.

4. Antes de que llegue a hervir, echad todos los robellones, de tamaños similares, mejor pequeños o cortados. Tapadlos. Bajad el fuego para que nunca llegue a hervir (mantenga alrededor de 80-90 grados). Mantenedlo así, sin hervir, durante 90 minutos.

5. Cuando acabe el tiempo, apagad el fuego y, sin destapar, dejad reposar 12-18 horas.

6. Guardádlos en el frigorífico. Se pueden degustar al cabo de 3-4 días. Es óptimo a los 15-30 días de preparación.

Comparte